Real Option

Descubre cómo decorar un departamento nuevo

Decorar un departamento nuevo es toda una aventura. Luego de la etapa de selección de barrios, de los meses de búsqueda de departamento y del torbellino de emociones que genera una mudanza, llega una gran recompensa: personalizar y embellecer el hogar que siempre soñamos.

 

En la mayor parte de los casos, desde la primera vez que ingresamos a un departamento nuevo imaginamos cómo disponer nuestros muebles, de qué color pintar las paredes, dónde colgar ese cuadro que estuvimos reservando para inaugurar el nuevo hogar y qué elementos decorativos elegir para realzar los atributos de cada espacio. Sin embargo, a la hora de llevar todas esas ideas y deseos a la realidad el proceso suele demandar mucho más tiempo y –por más entretenido que sea- también algunos dolores de cabeza. 

 

      Decorar un departamento nuevo es una
tarea que requiere ganas y empeño, y que no debe ser tomada a la ligera, ya que vivir en un espacio agradable, que nos represente y hable sobre nosotros mejora sustancialmente nuestra calidad de vida. Más aún en estos tiempos en los que pasamos más tiempo dentro de casa; actualmente, vivir en un lugar perfecto para nosotros vale doble.  

Para facilitar el momento de enfrentarse a la decoración integral de un departamento nuevo compartimos algunos tips, sugerencias y trucos que van a convertir esta experiencia en un momento disfrutable a través del cual se obtengan los mejores resultados.

1.       Paleta de colores

Es un hecho: los colores claros generan una sensación de amplitud y luminosidad en el ambiente, dos aspectos sumamente importantes a la hora de elegir un departamento nuevo. Por lo tanto, optar por colores claros para las paredes y techos es un pilar de nuestro proyecto: el lienzo sobre el cual disponer el resto de los elementos que componen la obra.

Si bien es una tendencia cada vez más marcada la de animarse a incorporar colores estridentes y originales en las paredes –distintos tonos de verdes, rojos y grises, entre otros-, lo más adecuado es reservarlos para una única pared del ambiente y asegurarnos de que se trate de un espacio luminoso, ya que en caso contrario parecerá más pequeño y también más oscuro.

2.       Iluminación inteligente

El segundo ítem a tachar del listado es la iluminación. No solo se trata de elegir las correctas luminarias para el departamento nuevo (colgantes, paneles y plafones), sino también de ubicarlos estratégicamente para aportar al espacio una sensación de amplitud y calidez.

Independientemente de la iluminación central de cada ambiente, añadir algunas fuentes de luz en las esquinas y en sitios puntuales -como un aplique en la biblioteca o una lámpara de pie en un rincón del living- agranda visualmente el espacio, hace lucir a los techos más altos y permite destacar ciertos elementos de nuestra casa que nos agraden especialmente, como por ejemplo un sillón, un mueble de época o una planta de interior.

3.       Muebles multifuncionales

Cambiar el mobiliario es una gran decisión, y en muchos casos, también representa una importante inversión. Sin embargo, optar por los muebles correctos y priorizar su funcionalidad, calidad y durabilidad por sobre la estética permite aprovechar mejor el espacio y proyectar toda una vida junto a ellos.

Sillones, escritorios, desayunadores y hasta camas multifuncionales permiten maximizar las posibilidades en nuestros metros cuadrados e incluso modificarlos de acuerdo a nuestras necesidades para cambiar así su funcionalidad y la apariencia del ambiente. Por lo tanto, si bien muchas veces cuesta desprenderse de los antiguos muebles heredados o de esa mesa pensada para una gran familia, siempre se debe priorizar el uso cotidiano para elegir qué llevar y qué dejar fuera de un departamento nuevo

 1.       Pisos: ¿Iguales o diferentes?

Con respecto a los pisos, existen al menos dos caminos diferentes para elegir y/o decorar un departamento nuevo. Por un lado, la elección de distintos estilos de pisos favorece la definición y delimitación de los distintos espacios de la casa. Por el otro, optar por un mismo piso para todas las habitaciones –a excepción, en todo caso, del baño- crea una sensación de continuidad que favorece la percepción de un espacio más amplio.

Así, en los casos de departamentos pequeños se sugiere mantener los mismos pisos en toda la propiedad, mientras que los departamentos más grandes permiten “jugar” con distintos estilos y texturas.

2.       Cortinas y alfombras

Las alfombras y cortinas son elementos decorativos complementarios que pueden potenciar la apariencia de un ambiente o degradarla. Por lo tanto, su correcta elección es clave a la hora de diseñar un espacio atractivo y agradable.

Para un departamento nuevo, las cortinas de tela tradicionales suelen ser demasiado voluminosas y terminan ocupando mucho espacio; por lo tanto, sugerimos optar por alternativas más modernas del tipo roller, panel oriental o romana.

Del mismo modo, las alfombras oscuras –principalmente si quedan debajo de los muebles- pueden achicar visualmente el ambiente. Por lo tanto, lo mejor es optar por alfombras pequeñas de colores vivos y claros que se puedan colocar o quitar de acuerdo a la estación del año.

Esperamos que hayan disfrutado de nuestros consejos y tips para decorar un departamento nuevo. Próximamente, te brindaremos más información para continuar convirtiendo tu casa en un verdadero hogar.