Real Option

Disfruta de tu cocina de concepto abierto

Con el auge de los ambientes integrados y las plantas liberadas las cocinas concepto
abierto, se tornaron una muy buena elección.

Si bien en un origen, era más común encontrarnos con cocinas abiertas al comedor y al
living en departamento chicos, la tendencia resultó tan conveniente y tan acorde a los
tiempos que corren que ya no se negociación de una solución a un problema de espacio,
sino una opción con mucha onda, que permite unas visuales más amplias y que permite
que las visitas participen de las comidas que organizamos en nuestro hogar.
Lo cierto es que esas casas y departamentos con ambientes independientes, cocinas en
las que los dueños de vivienda rara vez entraban, caen cada vez más en desuso.
La integración de la cocina es uno de esos cambios evolutivos que llegó para quedarse.
En Buenos Aires, los departamentos tipo estudio o monoambientes, desde hace unos
años, se convirtieron en la alternativa ideal, para solteros y parejas. Las dimensiones de
los mismos, hacen la cocina de concepto abierto la mejor alternativa a desarrollar.

Es por eso que la misma debe pasar por un proceso de up grade que le permita codearse
con el living y el comedor sin desentonar y es aquí donde comienza el proceso de integración para darle a la cocina la estilización necesaria para estar en condición de igualdad con los ambientes sociales por excelencia de nuestra casa y departamento.

Conoce las maravillas de la cocinas de concepto abierto y encontra ideas para las tuya.

El diseño de cocinas resulta ser bastante más complejo que el de otros ambientes
interiores. Las razones para esta complejidad tienen que ver con la multifuncionalidad de
este ambiente. Desde la necesidad de contar con sistemas de electricidad, gas y agua con
tomas para electrodomésticos, los diseñadores de cocinas se encuentran con potenciales
dilemas y problemas.

Al diseñar cocinas de concepto abierto, se abren otros interrogantes, dos de ellos
bastante paradójicos como la necesidad de integrar la cocina con la planta y al mismo
tiempo delimitarla visualmente, pero sin levantar paredes.

En las cocinas de concepto abierto se trata de usar las paredes perimetrales agregando
una isla o barra o haciéndose con otra pared perimetral para una distribución en L o en U.
Suele haber personas que se resisten a este concepto de cocina, porque no quieren humo
ni olor de comida en el living, pero lo cierto es que en un espacio bien ventilado y con la
campana, extractor o purificador de aire idóneos, esto no tiene por qué pasar.

Las cocinas lineales consisten en una línea recta o en dos líneas rectas paralelas (la
segunda línea sería la isla), generalmente instaladas aprovechando el espacio vertical de
una de las paredes. Se trata de una distribución cómoda perfecta para plantas más chicas,

por lo que algunos trucos para aprovechar mejor el espacio, como la posibilidad de colgar
ciertos accesorios del techo o utilizar muebles modulares del piso al techo.

Cocinas en L

Las cocinas de concepto abierto en L suelen ser las mejores para plantas de tamaño
mediano. Pueden hacerse aprovechando dos paredes perpendiculares entre sí o
extendiendo la isla o la barra de forma opuesta de la pared en la cual descansa el grueso
de la cocina. El área de la isla o la barra puede aprovecharse para instalar ciertos
electrodomésticos que ocupan mucho espacio en sus versiones bajo mesada, como
heladera o lavarropas.

Cocinas en U

Si se cuenta con más espacio, la distribución en U es super práctica, especialmente en
cocinas de mucho uso. Funciona además para crear un límite visual entre la cocina y el
ambiente adyacente, si se distribuye de tal forma que una de las líneas quede como
divisor, o pueden aprovecharse tres paredes, lo cual da la sensación de que la cocina
abrazara al resto de los espacios integrados.

Cocinas grandes

Las cocinas de concepto abierto grandes nos dan la posibilidad de instalar gigantescas islas
o barras, que pueden usarse también como desayunador o comedor de diario. El sueño de
los que disfrutamos cocinando organizando grandes comidas en casa. El truco para que
estas grandes cocinas, especialmente si es de estilo moderno, no se vean frías, es el de
equilibrarlas con elementos que aporten calidez, ya que al balance y al cabo, la cocina es
un ambiente hogareño por excelencia.

Cocinas chicas

Estas cocinas buscan una integración absoluta con el comedor, ya que al carecer de
espacio suficiente para tener una apropiada superficie de trabajo, seguramente tendrán
que aprovechar la mesa del comedor para ciertas tareas relacionadas con la preparación
de las comidas, como cortar o amasar. Se trata de cocinas cuya decoración sigue las líneas
del comedor y del living, ya que se encuentra completamente amalgamada a estos
ambientes.